cajitas

Durante una época de mi vida, me dio por coleccionar cajitas. De manera, que allá donde iba, me traía una. Al final, me junté con unas cuantas que disfruté y fui regalando. Las restantes, han estado guardadas en un cajón hasta esta primavera, que decidí llenarlas de vida.

cajita-maceta

Algunas de las plantas que tengo, en particular las suculentas, pierden de vez en cuando ramas, por golpes, coletazos de Telma, o su propio peso. Y, la verdad, me daba mucha pena tirarlas. Así que las metía en vasitos con agua, hasta que me acordé de las cajitas. ¡Qué buena pareja! Las cajitas tendrían una razón de ser y los esquejes continuarían dando vida.

suculenta

Y así lo hice, las rescaté del oscuro cajón, las llené de tierra y las cubrí de gloria.

cajitas-con-tierra

mini-maceta

mini-macetas

La verdad es que han quedado preciosas y ahora alegran pequeños rinconcitos de la casa. Incluso algunas, me han servido de regalos personalizados que han tenido muy buena acogida.

decoracion-cajitas

No sé si os puede dar alguna idea, pero también sirve cualquier recipiente que no uséis, por estropeado o por aburrimiento. Alguna tacita, tetera, cuencos, un sinfín, vaya.

 

Todas las fotos están realizadas por Jorge Toro para Ojo de Pez.