Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de pez

Buenos momentos

De repente, me entraron unas enormes ganas de besarlo y de hacer el amor con él. Hacía mucho tiempo que no sentía algo así y me alegré de volver a estar viva. Me recreé en la fantasía y la disfruté.

Ya estaba preparada, el luto había terminado y la sensación de haber hecho las cosas bien, me hacía sonreír.

Me dio lo que deseaba sin contemplaciones, sin compromiso, sin censura. Tan solo el placer por el placer, pero con mucha ternura.

Había vino, música y poca conversación. Era el cuerpo el que hablaba. Y entre vino y beso, entre canción y caricia, tu recuerdo.

 

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez.