Inicio2017-09-23T15:33:11+02:00

La Primavera

flores

Hoy llega la Primavera, “El Primer Verdor”, etimológicamente hablando. Y la recibimos con alegría. A su casa viene.
Comienza una época en la que los días son mas largos, salen las flores, los pájaros hacen sus nidos y nos ponemos mas guapos. Bueno, salvo los que tenemos alergias y se nos ponen los ojos como brótolas y la nariz como un pimiento rojo. Pero es chachi, porque es primavera y la sangre altera.

Hoy día, sabemos que las cuatro estaciones (no hablo de pizza ni de Vivaldi), se suceden debido a la traslación de la tierra. Pero no siempre se supo, de manera que se inventaban historias. Por ejemplo los griegos, que hacían uso de sus dioses para cualquier explicación incomprensible, cuentan una historia sobre el rapto de una bella doncella, por el dios del inframundo y tal. Pero no me ha terminado de convencer. Así que sólo me quedo con lo que me ha gustado y es que la agricultura tenía su diosa, madre del bellezón raptado, y se llamaba Deméter en la mitología griega y Céres en la romana.

La Primavera, es la estación mas mágica del año, porque comienzan a nacer y crecer todas las maravillas del campo. Los pájaros que emigraron vuelven, como las golondrinas de Becquer, y se escuchan sobre las ramas de los árboles, que comienzan a florecer. Y todo, se tiñe de color.

abejorro-flor

Pero también, es el periodo del año que mas condiciona nuestros hábitos y nuestro estado de ánimo.

¿Qué podemos decir los Psicólogos de la Primavera y sus efectos?

La llegada de la deseada estación de las flores, produce una mayor intensidad lumínica. Tenemos mas horas de sol, es una realidad. Y una temperatura mayor, así como variaciones de los niveles de humedad y presión atmosférica. Esto es así, no me lo invento. Estos factores, alteran los ritmos circadianos que tenemos los seres vivos y que nos preparan para el día y la noche.

Al ser nuestro cerebro, tan sensible a las variaciones climáticas y horarios, todos acusamos estos cambios de manera diferente.

Hay quienes los asimilan con facilidad, y otros, entre los que me incluyo, nos adaptamos mas lentamente. A este hecho, han convenido en llamar Astenia Primaveral.

Y todos los años, por estas fechas y durante una o dos semanas, a los que nos pasa ésto, nos cuesta todo un poco mas. Tenemos menos energía y un cansancio general. Ya lo sospechaba, me adapto lentamente a todo, cachis.

avispero

¿ Y lo de “ la primavera, la sangre altera”?

Pues aquí toca hablar de hormonas. Mira que siempre lo digo, somos hormonas con patas.

El aumento de la luz, provocado por el aumento de la radiación solar, trae aparejados, cambios hormonales importantes en el estado emocional de las personas, con aumento de la melatonina y la serotonina (muy vinculada a la felicidad y el bienestar), que a su vez, aumentan la vitalidad, la alegría, la energía, la sexualidad..

El sol, que hace maravillas :) y es mágico de verdad. Gracias.

¡Feliz Primavera! y no os preocupéis los que os estáis adaptando como yo. Llegamos mas tarde, pero siempre llegamos.

Abrazo achuchao

Fotos realizadas por Jorge Toro.

Por |21/03/2015 |Psicología y Desarrollo Personal|0 Comentarios

Monos y plátanos

Cuestionemos las cosas

Cuestionemos las cosas

El otro día, charlando con un amigo, me acordé del famoso y archiconocido “experiemento” de los monos y los plátanos. Lo pongo entre comillas, porque yo creo que ese experimento nunca existió como tal, pero como parábola, me vale para ilustrar el nacimiento de un Paradigma, de una creencia generalizada.

<< Un grupo de científicos, encierra a cinco monos en una habitación, en cuyo centro colocan una escalera, y justo encima cuelgan un manojo de plátanos. Cuando uno de los monos subía la escalera para agarrarlos, los científicos lanzaban un chorro de agua fría a los restantes monos. Después de unos cuantos ensayos, los monos aprendieron la relación entre la escalera y el agua. De manera que cuando un mono se disponía a subir, los otros, lo apaleaban.

Después de haberse repetido varias veces la experiencia, a nigún mono se le ocurría subir la escalera, a pesar de la tentación de los plátanos. Entonces los “científicos”, sustituyeron a uno de los monos veteranos por un nuevo mono. Lo primero que hizo el mono novato nada mas ver los plátanos, fue subir la esclaera para alcanzarlos. Lo veteranos, inmediatamente lo bajaron, antes del baño de agua fría sobre ellos. Después de algunas palizas, el nuevo integrante del grupo, nunca mas subió por la escalera. Un segundo mono fue sustituido, y ocurrió lo mismo que con el anterior. El primer sustituto, participó con especial entusiasmo en la paliza del nuevo. Un tercero fue cambiado, y así hasta que los cinco monos veteranos fueron sustituidos por cinco monos que, a pesar de no haber recibido nunca una ducha de agua fría, continuaban golpeando a aquel que intentaba alcanzar los plátanos. Si fuera posible preguntar a alguno de esos cinco monos por qué pegaban con tanto ímpetu al que subía a por los plátanos, con certeza responderían: No lo sé. Aquí siempre se hizo así.>>

Desconozco si este experimento es real, pero es ¡fantástico! y nos refleja en muchos aspectos. Seguimos copiando comportamientos sin saber si, hoy día, cumplen una función. Sin planteárnoslo siquiera.

La importancia de los interrogantes.

En fin, que cada cual saque sus propias conclusiones, si está por la labor, claro :)

Dejemos de ser marionetas

Dejemos de ser marionetas

No he puesto referencias del “experimento”, porque no las tengo. Yo lo he sacado de unos apuntes manuscritos que tenía de algún curso variopinto. Pero por lo que he “bicheado ” en la red, todos son iguales,mas o menos.

 

Dibujos realizados por Luan Luis López.

 

Por |20/03/2015 |Psicología y Desarrollo Personal|8 Comentarios

Señor Benedetti

corazones

Donde quiera que esté. He de decirle, que he sido muy fan de sus relatos, de sus cuentos, de su poesía. Y que con usted por medio me enamoré, como se enamoran los inconscientes y los idiotas.

Pero ahora estoy enfadada, mucho y eso no es bueno, créame.

Su Táctica y Estrategia resultó todo un éxito. Como si usted supiera, realmente, de qué hablaba. Como una premonición.¿ Acaso lo tenía usted pactado con él? Ya le digo que no me extrañaría. Los hay que no dan puntada sin hilo, se lo digo yo. Y entonces me pregunto, si se produjo el milagro, porque ya estaba escrito, ¿por qué no hacerlo desaparecer? Quizá también funcionaría a la inversa.¿Podríamos hacer que desapareciera el texto,Señor Benedetti? Pero si eso no le convence, porque quizá otros inconscientes e idiotas se recrean en este momento, y están aún en la fase de locura transitoria antes del inevitable y trágico final ,¡¡cambiemos eso!! Se lo ruego, cambie el final ¿La Estrategia, no puede ser otra? Donde no lleguemos a necesitarnos. Señor Benedetti, eso no, por favor.

Foto realizada por Jorge Toro.

Por |19/03/2015 |Microrrelatos|2 Comentarios

La “vida” del cortijo

Secando tomates

Secando tomates

¿Que por qué paso tanto tiempo en el cortijo? Pues, porque allí hay mucha vida en forma de árboles frutales, hortaliza, pollitos, gallinas y animalillos varios. De esa Vida que te llena el alma y te pone el corazón contento y la sonrisa en la boca.

Cualquier estación tiene su encanto.Todas y cada una de ellas. Ahora han nacido unos pollitos.

huevos-pollitos

La primavera trae vidas nuevas. Ya somos una gran familia de Gallinas Mapuches, Sedosas, Rizadas..

La mayoría han nacido aquí, y están “como Pedro por su casa”, todo el día escarbando en la tierra, encontrando insectos varios y lombrices. Las gallinas y gallos que llegan nuevos y han vivido mas encerrados, estan un poco mas torpes, se van adaptando poco a poco. También a la libertad hay que adaptarse.

La parejita

La parejita

Ahora estamos preparando la tierra del huerto, para la primavera. La estamos fertilizando con abono de caballo. En breve, tendremos habas, guisantes y acelgas. El resto de hortaliza, pimientos, tomates, calabazas..lo plantaremos en un mes, mas o menos. De hecho, estas fotos son de la temporada pasada.

calabaza

tomateras

Hasta Septiembre, incluso Octubre,  tuvimos unos tomates deliciosos. También secamos algunos para no echarlos mucho de menos en invierno y poder darles a los guisos un toquecillo mas rico.

Además de las gallinas, que nos abastecen de huevos casi todo el año, hay muchísimos animalillos, que también cumplen su función. Hay muchos topillos, lirones careto, lechuzas, urracas, zorrillos que nos visitan por la noche y un sinfín..

El campo, de vez en cuando te hace regalos por estar ahí, por quererlo y respetarlo. ¿Habéis visto alguna vez el apareamiento de dos culebras? Yo tuve esa suerte. Es la danza del amor mas bonita que te puedas tropezar. Comparto la versión corta, para no hacerlo pesadote, pero la versión larga es mejor.

Y nada mas, también las perrillas se lo pasan pipa en el cortijo :) . Fin de la cita.

perritas-jugando

Fotos realizadas por Jorge Toro.

 

Por |18/03/2015 |Vidas perrunas|4 Comentarios

Leocadia

Dibujo realizado por Juan Luis López

Dibujo realizado por Juan Luis López

Leocadia salía de casa bien temprano, pero nunca antes de encender la cocina con el carbón que compraban en la carbonería de la señora Cecilia, y dar de desayunar al personal.

Muchas mañanas, después de bajar los 111 escalones y salir de la corrala en la que vivían en la calle Segovia nº 27, había algún revuelo de gente y ya sabía que había vuelto a suceder. Y es que, era frecuente que muchas almas desgraciadas, usaran el Viaducto para aliviar su pena. Entonces ella, se cambiaba de acera y continuaba su labor. Subía por la Costanilla de San Andrés, atravesando la Plaza de la Paja. Su destino, el Mercado de la Cebada, donde hacía malabares con los pocos reales que tenía.

Otras veces, bajaba hacia los lavaderos de la Ronda de Segovia. Allí lavaba, concienzudamente, la ropa militar que su marido Máximo, Maxi para los amigos que no eran pocos, recogía en la intendencia de Capitanía para vender en el Rastro. A Leocadia no se le ocurriría meter esa ropa en casa.

Ella sonreía poco, casi no tenía tiempo y supongo que tampoco ganas.

Vivía por y para su familia, esa era la verdad. Creo que de alguna manera le marcó no haber conocido a sus padres, y saber que fue recogida de un orfanato, aun con el cordón umbilical. Nunca hablaba de ello, era uno de sus muchos temas tabú..

Por |16/03/2015 |Microrrelatos|2 Comentarios

La Sonrisa mas bonita del mundo

Dibujo realizado por Juan Luis López

Dibujo realizado por Juan Luis López

Érase una vez una niña con muchos sueños. Soñaba tanto que dejó de distinguir
lo real de lo inventado. Soñaba con muchas vidas, aventuras y con muchas experiencias.
Lo deseó tanto, con tanta fuerza y con los ojos cerrados, que es como se piden los deseos,
que se cumplió.

La niña tuvo sus vidas, sus aventuras, sus experiencias, pero no como esperaba.
Así conoció la frustración, la pena, la ira, el dolor, la soledad…

No eran las vidas que había soñado tener y lamentó haber pedido el deseo.
La niña lloró y lloró tanto, que se le secaron los ojos y dejó de ver. Entonces gritó y gritó tanto,
que perdió la voz. Salió corriendo para volar, pero no pudo. Sus vidas pesaban demasiado.

Quiso llorar pero no tenía lágrimas, quiso gritar pero ya no tenía voz. Agotada, se sentó en un pedrusco en el suelo de tierra mojada por las lágrimas derramadas. Entonces, respiró con tanta profundidad, que el olor a tierra húmeda le hizo, por un instante, rozar algo parecido a la felicidad,al recuerdo de un tiempo mejor. Y de repente, después de mucho tiempo sin saber de él, escuchó los latidos de su corazón que le susurraba al oído:

Querida mía, no te preocupes más por no tener ojos, yo te presto los míos y también mi voz.Ya no tendrás que gritar más. Quien quiera escucharte se acercará tanto que
no tendrás que alzar la voz jamás.
Al oír este susurro, a la niña se le iluminó la cara y se le dibujó la sonrisa mas bonita
que el mundo haya visto jamás. Y el corazón bombeó con más fuerza que nunca. Se sintió poderoso por haber hecho sonreír a la niña. Tan poderoso se sintió que también quiso volar.

¡¡Suelta el lastre y volemos!!

Le susurró a la niña. Pero a ella tanta emoción le abrió el apetito, de manera que
decidió comerse el lastre. Empezó con la pena y se le hizo un nudo en la garganta.
Continuó con la soledad, con el dolor y así hasta terminar con la frustración,
el bocado más amargo para ella junto con la pena.

Finalmente, con el estómago lleno y sin lastre alguno, su corazón y ella volaron y volaron
y se hicieron inseparables y ya no dejaron de volar. Y la niña empezó a ver y
a hablar a través de su corazón y ya nunca la niña perdió esa sonrisa,
la mas bonita que el mundo haya visto jamás.

Dibujo realizado por Juan Luis López

Dibujo realizado por Juan Luis López

Gracias,  Luan Luis López, por prestarme tus preciosos dibujos :)

Por |12/03/2015 |Microrrelatos|16 Comentarios

¡FELIZ CUMPLE TELMA!

Tarta con ingredientes aptos para perretes

 Ya ha pasado un año desde que Telmilla nació y lo hizo el día de Andalucía. ¡Qué grande y guapa está! Y yo, tan contenta y feliz de verla.
Nos apetecía celebrarlo en el campo, como cualquier otro día cortijero de barbacoa, pero engalanando la era con guirnaldas, globos, y motivos perrunos.

 

DSC_0100

Invitamos a nuestros amigos y familiares con sus perretes. Los ingredientes los teníamos y el día no pudo ser mejor. ¡Qué día tan primaveral!

DSC_0046

Nunca he sido muy mañosa para la cocina, y menos aun para la repostería. Pero se me antojaba hacer una tarta para la ocasión. Ya sé que los perros son perros y esto de las fiestas y las tartas, es vicio humano. Pero cualquier excusa es buena para festejar y ellos se dejan.

Por supuesto, para la elaboración de la tarta, los ingredientes utilizados son aptos para perros, sin azúcar y utilizando comidas perrunas trituradas.
Busqué en internet recetas, pero ninguna me convenció, de manera que la elaboré a mi amor.

Me hice con unas bases de bizcocho sin azúcar, tres planchas en total. Si os gusta y se os da bien la repostería, podéis hacer el bizcocho vosotros mismos. Hice un puré de carne para poder untarlo en las bases y luego, la decoré con chuches perrunas y “vualá´´.

DSC_0242

 

DSC_0194

 

DSC_0223

Lolilla, que también se dejó poner el gorro. ¡Qué guapa!

 

DSC_0254

Jackie y Nuca, esperan su trocito de tarta.

 “Nos pusimos las botas´´, todo hay que decirlo. Aprovechamos el día al maximo, disfrutando de la compañía, de la barbacoa, de las perrillas y de poder compartir todo eso juntos.

DSC_0133

 

DSC_0140

Lunita está en “modo somormujilla”, asomando, por si le cae un trocito de dulce.

 

DSC_0117

 

DSC_0017

La fiesta fue también una excusa para recibir regalillos que nos venían muy bien. Así que ¡Misión cumplida! Pasamos un bonito día de barbacoa en el campo y en compañía de nuestros grandes amigos de cuatro patas.

DSC_0310

¡¡Feliz Cumple Telma!!

Piñata con chuches perrunas y juguetillos

Piñata con chuches perrunas y juguetillos

Todas las fotos están realizadas por Jorge Toro para Ojo de Pez. ¡Gracias!

Por |11/03/2015 |Vidas perrunas|7 Comentarios

Verano del ´79

DSC_0697

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez

Lo recuerdo como si fuera hoy. Recuerdo los olores, los sabores, recuerdo el cantar de los grillos, el sol.

Bajábamos corriendo desde la era, atravesando los olivos y recuerdo la tierra suelta, en la que se nos hundían los pies haciendo las zancadas enormes. Al menos así lo recuerdo. Llevábamos el bañador y la toalla enganchada al cuello.

No recuerdo quien llegaba primero al estanque, supongo que mi primo Alberto, por ser el mayor, pero sí recuerdo las risas al bajar, aún las oigo.
Correr nunca después fue tan placentero, nunca, al menos así lo recuerdo.

No salíamos del agua, excepto para subirnos a la morera. Bendita morera y benditas moras. Majestuoso árbol, al menos así lo recuerdo. Supongo que con seis años, todo es majestuoso. Recuerdo las manchas de mora en la piel desnuda y bronceada, manchas que nos delataban. Y recuerdo su sabor, que nunca volvió por muchas otras moras que después comiera. Allí de pie, en cualquiera de sus ramas, sobre todo las mas altas y al agua otra vez. Al menos así lo recuerdo.

Y hoy día, cuando estoy triste, me acuerdo de la morera y de las risas y entonces, como por arte de magia, sonrío.

 

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez.

Por |05/03/2015 |Microrrelatos|2 Comentarios
Load More Posts