DSC_0697

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez

Lo recuerdo como si fuera hoy. Recuerdo los olores, los sabores, recuerdo el cantar de los grillos, el sol.

Bajábamos corriendo desde la era, atravesando los olivos y recuerdo la tierra suelta, en la que se nos hundían los pies haciendo las zancadas enormes. Al menos así lo recuerdo. Llevábamos el bañador y la toalla enganchada al cuello.

No recuerdo quien llegaba primero al estanque, supongo que mi primo Alberto, por ser el mayor, pero sí recuerdo las risas al bajar, aún las oigo.
Correr nunca después fue tan placentero, nunca, al menos así lo recuerdo.

No salíamos del agua, excepto para subirnos a la morera. Bendita morera y benditas moras. Majestuoso árbol, al menos así lo recuerdo. Supongo que con seis años, todo es majestuoso. Recuerdo las manchas de mora en la piel desnuda y bronceada, manchas que nos delataban. Y recuerdo su sabor, que nunca volvió por muchas otras moras que después comiera. Allí de pie, en cualquiera de sus ramas, sobre todo las mas altas y al agua otra vez. Al menos así lo recuerdo.

Y hoy día, cuando estoy triste, me acuerdo de la morera y de las risas y entonces, como por arte de magia, sonrío.

 

Foto realizada por Jorge Toro para Ojo de Pez.